• Lucha la Libre

La Leyenda de la Máscara


Desde hace varias décadas, la máscara de la lucha libre se convirtió en emblema de lo mexicano, aunque su origen no se encuentre claramente en algo nacional. ¿Cómo llegó a México la tradición de luchar enmascarados? ¿Qué enigmaticos caminos ha tomado esta costumbre en nuestro pais? Estás páginas dan cuenta de cómo los mexicanos revestimos de fantasía un objeto sencillo por el que miramos nuestro rostro más heroico.

Mil Mascaras

En México se han formado cientos de leyendas sobre los encapuchados. Cada uno tiene la suya, como decía Jose Luis Valero en torno a la "historia nacida en la mente de los aficionados o bien en la de los periodistas de la fuente", y yo agregaría que también en la de los promotores y matchmakers de las empresas de la lucha libre.

Por los cuadriláteros mexicanos han pasado miles de ellos, desde el primero conocido como el Enmascarado hasta los idolos actuales como Atlantis, Valiente, Guerrero Maya, entre otros.

En la década de 1850, en Francia, existió un luchador enmascarado que se entregaba en cada función parisina y se hacía llamar Ángel Enmascarado. Lamentablemente no hay evidencia real o mítica de este personaje. Lo que si está documentado es la presentación en 1915, de un luchador enmascarado como gancho comercial para tratar de revivir la lucha en Estados Unidos, en un torneo internacional que tenía como escenario principal la ópera de Nueva York y que duraría varias semanas. Algunos de los participantes de dicho torneo eran luchadores famosos como el Estrangulador Lewis, el aspirante al título mundial de peso pesado Ben Roller, de Rusia, Alexander Aberg, el Polaco Wladek Zybszko, y varios otros luchadores del mundo.

Ranulfo Lopez  Ranulfo Lopez con su cliente, el Foráneo Markus ( a su derecha ), en el taller de máscaras y botas  de luchador, 1936.

Dieciocho años más tarde, en México, los periódicos empezaron a mencionar la presencia de un enmascarado en la Antigua Arena México. Debutó el domingo 4 de Marzo de 1934 en el encuentro estelar con el nombre del Enmascarado. Se enfrentó y venció al campeón nacional olímpico David Barragán. El siguiente domingo, en la misma Arena México, apareció de nuevo, pero esta vez derrotó a Antonio Canales en tres cáidas.

El enmascarado USA es considerado el cuarto luchador con máscara que debutó en nuestro país. Lucho el 28 de Junio de 1934 en la Arena Peralvillo Cozumel contra El Enmascarado Vasco. Éste fue el primer encuentro de dos luchadores enmascarados.

El 22 de Noviembre 1934 realizó su primera aparición en México la Maravilla Enmascarada. Este perdio su incógnita el 3

de Enero de 1935 frente a Ben Alí Mar Allah

en la Arena Nacional.

Se trataba de Ciclón Mackey, luchador a quién un zapatero de León, Guanajuato, Antonio Humberto Martínez, fabricó la primera máscara cien por ciento mexicana y con las medidas y costuras como las conocemos hoy. Según la historia del fabricante, fue Francisco, el Charro Aguayo, quien le presentó a Ciclón Mackey para que le confeccionara una tapa o algo que le permitiera guardar su misterio. Así se convirtió en uno de los protagonistas de la lucha libre en México. Hizo una máscara de piel de cabra que no fue del agrado del luchador extranjero; sin embargo, regresó a los pocos meses a pedirle que le hiciera una similar, pero que lo cubriera mejor.

Máscara en la Actualidad. Fotografía Cacao Planing.

Han existido demasiados luchadores que, con el afán de agradar al aficionado, han decidido guardar el misterio de su identidad y han adoptado diversos nombres para fortalecer la leyenda de los enmascarados. A partir de la década de 1950, grandes leyendas de la lucha como El Santo, Black Shadow, Blue Demon, El Médico Asesino, Huracán Ramirez, Enfermero y Orquídea han logrado que la lucha libre mexicana esté en la mira del mundo entero.

Fuente: Lucha Libre Relatos Sin Limite de Tiempo, Artes de México Número 119

De venta en Amazon Click Aquí

#LuchaLibre #MilMascaras #ChristianCymet

188 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo