• Lucha la Libre

La Lucha Libre en México


La Lucha Libre se asentó en nuestro país en diversas etapas, primero, como producto de la influencia francesa en tiempos de Porfirio Díaz. En esos años se hicieron exhibiciones que no alcanzaron mayor popularidad y se realizaron giras con luchadores extranjeros como Giovanni Relesevitch, Antonio Fournier, Kawamula y George Gadrey, quienes pese a su popularidad en Europa no lograron identificación con los aficionados ni sembraron el gusto por el espectáculo. La explicación puede encontrarse en que carecía de los elementos folklóricos mexicanos que actualmente caracterizan al deporte.

Salvador Lutteroth

Un integrante del Ejército Mexicano, Salvador Lutteroth González, visionario y entusiasta, es a quién se debe la popularización del deporte en el país, y es responsable no sólo de su asentamiento sino de una evolución que hizo posible otorgarle un rasgo nacional a la lucha libre, volviéndola referente internacional.

Tras pertenecer al bando obregonista, fue destituido de su cargo a la llegada al poder de Plutarco Elías Calles, por lo que se vio en la necesidad de buscar nuevas fuentes de ingreso. Tiempo antes, mientras ejercía como inspector de hacienda, encargado de dar seguimiento a pagos y gastos de la milicia, fue enviado a Chihuahua para realizar una supervisión; al terminar se dispuso a descansar, por lo que decidió viajar a Texas. Fue invitado por amigos al Liberty Hall donde se llevaba a cabo un evento llamado catch as catch can (atrápalo como puedas) en el que se usaban llaves, patadas, zancadillas y todo lo necesario para derrotar al oponente.

En principio, Lutteroth sólo se divirtió con la función; no pasó por su mente que esa diversión se convertiría en el negocio más importante y fructífero de su vida. Su despido lo llevó a probar suerte con la apertura de una mueblería para, después de analizar las posiblidades, lanzar el espectáculo.

Tras superar diversos obstáculos logró asociarse con Francisco Gaona, también empresario y Mike Corona, diseñador de carteles para las peleas en el extranjero. Para integrar un plan de trabajo completo necesitaba hacerse de más colaboradores, los cuales ayudaran en la expansión del negocio y velaran por todas y cada una de sus variantes. Ante ello sumó a la fórmula al periodista Alejandro Aguilar, quien mediante su pluma reseñaba las funciones de manera que generaba curiosidad y fomentaba la asistencia al espectáculo; Gonzálo Avendaño, miembro de la legión extranjera, quién se dedicaría a entrenar a los jóvenes talentos, y finalmente Jesús Lomelí sería mano derecha de Lutteroth

arena mexico

Una vez encontrados los compañeros de travesía hacía falta ubicar el espacio adecuado para llevar a cabo los encuentros. En el Distrito Federal halló la zona ideal debido a las ventajas ofrecidas por su localización así como presencia de diferentes segmentos de la población que correspondían a perfiles distintos de potenciales espectadores. Víctor Manuel Castillo fue quien le facilitó el sitio, la Arena México.

Con el lugar propicio para el despegue de su nueva empresa, el 21 de septiembre de 1933, Chino Achiu, Bobby Simpson, Cyclon Mackey y Yaqui Joe, estelarizaron lo que sería el primer evento formal de la lucha libre mexicana a cargo de Salvador Lutteroth. El éxito del espectáculo permitió la renovación de la Arena México, ahora llamada la Arena Coliseo, reinaugurada en 1943, se sumara al circuito donde se realizaban los espectáculos.

Arena Coliseo

Fuente; RM Revista Médica de Arte y Cultura

#luchalibremexicana #LuchaLibre #SalvadorLutteroth #CMLL

111 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo