• Lucha la Libre

La lucha que casi le cuesta la vida al Ranchero Vargas.

Corría el mes de Octubre de 1965 el lugar: Guadalajara Jalisco, nuestro protagonista en esta historia El Ángel Blanco, era rey y amo de la arena coliseo de la perla tapatía, el público lo aclamaba cada noche que se presentaba en aquel recinto legendario.


Aquella noche de octubre sería diferente para nuestro protagonista…


Ángel Blanco en compañía de Henry Pilusso se enfrentaban al gigante de ébano Dorrel Dixon y Tony Reyna, nuestro protagonista es duramente castigado por parte del jamaiquino, (cada lance en la lucha libre es una prueba de fuego para los luchadores) Dixon obliga al ranchero Vargas que se lance de cabeza desde más de dos metros de altura, el ángel blanco en cuestión de segundos siente que todo alrededor de él se mueve demasiado rápido, como si de una película se tratará.



Rápidamente es llevado a los vestidores en donde mana sangre de su boca una imagen realmente estremecedora, el médico lo examina y su dictamen es llevarlo de urgencias de inmediato a un hospital cercano.


La ambulancia llega y es trasladado, durante su trayecto al hospital los paramédicos sintonizaban el encuentro por radio, cuando de pronto escucha nuestro protagonista decir al locutor: “Señores y señoras en estos momentos acaba de morir ¡El Ángel Blanco!

Cabe recalcar que desde aquél entonces estaban las fake news...


Después del accidente el Ranchero Vargas se dedica un mes a entrenar para poder inmigrar a la capital del país, su carrera se forjo en base a la dedicación y determinación en salir adelante, convirtiéndose en una estrella de la lucha libre mexicana.


Lamentablemente perdería la vida en aquel trágico accidente de 1986.



Con información de la Revista Box y Lucha N° 1007

34 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo