• Lucha la Libre

Sangre Chicana y su complicado debut en Monterrey

El Amo del escándalo, Sangre Chicana por más de 45 años recorrió el territorio nacional y arenas del extranjero derrochando llaves, castigos y todo tipo de rudezas arriba del ring.


Hoy en la actualidad se encuentra retirado de los encordados, fue un rudo que no se dejaba vencer fácilmente.


Sangre Chicana en su debut en territorio nacional fue un poco complicado, ya que un accidente por poco y no llegaba a la ciudad de Monterrey…


Andrés Durán se encontraba de gira por los Estados Unidos, de la ciudad de Chicago a Laredo Texas. Fue en Laredo Texas que recibió invitaciones para luchar en la ciudad de Laredo México, aceptó varios combates radicando en Laredo Texas.



Sus proezas se escucharon hasta este lado del territorio, recibiendo un contrato por parte de la empresa coliseina, su debut era en la ciudad de Monterrey.


El Pocho Maldito todavía no conocía por completo el territorio mexicano, la empresa lo ayudo enviado uno de sus elementos, que él ya conocía el “Guerrero Azteca” fue el encargado de llevarlo de la ciudad de Laredo a la Sultana del Norte.


Antes de ir a Monterrey Sangre Chicana sostuvo un combate en Laredo México, esa misma noche partieron de Laredo en automóvil.


El camino se estaba haciendo pesado, con un calor insoportable y altas horas de la madrugada, entre plática y plática se hacía más ameno el momento.


De pronto empezó a salir humo del coche, inmediatamente pararon el coche y bajaron a revisar el automóvil, al abrir el cofre salieron enormes llamas del motor.


¡Se estaba quemando el auto!... esto debido a las altas temperaturas.


El Guerrero Azteca llevaba un poco de agua, pero esto no fue suficiente para apagar las llamas, no había alguien en su ayuda, ya que se encontraban en medio del desierto, con tierra logaron apagar el fuego, hasta que solo salió el humo del motor.


Debido al fuego en el motor no lograba encender el automóvil, fue así que empujaron el coche hasta una cervecería que encontraron en el camino y ahí dejaron el coche.

El cielo ya se estaba aclarando, gracias a buenos samaritanos les dieron raid hasta Monterrey, afortunadamente se presentó esa noche en su debut en la ciudad.

Grandes triunfos lo esperaban en la bendita lucha libre



Con información de la revista Punch 1 de abril de 1977







73 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo