• Lucha la Libre

¡Viejos chicharrones! Así gritaba el Chacho Herodes a la maravilla regiomontana.

Anécdota escrita por el Maestro Fernando Cavazos Torres

Próximamente esta y muchas más anécdotas estarán presentes en el libro dedicado a la memoria del gladiador Herodes, perteneciente a la serie de libros Gladiadores de Antaño Tomo V.


Cierta ocasión dirrimian diferencias en el ring, por un lado Dick Medrano, Rolando Vera y Gorila Flores, enfrentaban a Junglas Negras I y II haciendo causa común con Herodes.


Pues resulta que "el mataviejitas" les propinó una felpa de pronóstico reservado a la tercia de estelas y maestros regiomontana, terminando con los técnicos adoración de los aficionados norteños el tremendo rufián de Herodes, se para en la ceja del cuadrilátero vociferando algo que enardeció de sobremanera a la fanaticada.

¡Pinches viejos chicharrones, ya váyanse a sus casas a arrullar nietos, den paso a la juventud! para luego dirigirse al centro del ring encarando a la enfurecida afición, pero esa acción desencadenó una fea reacción en su contra, la de los aficionados fue "pecata minuta" a lo que vino después. Una madriza de la que no quiere ni acordarse de parte de las leyendas Rolando Vera, Dick Medrano y Gorila Flores.


Medrano lo cargó por todo lo alto dando una exorbitante cantidad de vueltas para terminar por lanzarlo fuera del ring, del que cayó de pura jeta rompiéndose todo lo que se llama hocico, esto después de la chinga que le metió y para que se le quitara lo mismo...hocicón, terminó mareado y madreado sin saber dónde estaba, al maestro Vera solamente le faltó devolverlo a Monclova envuelto para regalo y Gorila bailó un jarabe tapatío sobre su humanidad.

Lo único que le restaba por hacer era retirarse a vestidores y así lo hizo, en el trayecto mascullaba entre dientes, "pinches viejos amargados", sin que ellos lo escucharan, caso contrario se bajan del ensogado y le repiten la dosis.

Lo anterior ocurrió en la primer caída por lo que el par de Junglas Negras fueron presa fácil, perdiendo los rudos en dos caídas al hilo por la negativa de Herodes de salir de vestidores, no contento con eso el promotor se acerca en vestidores al de Monclova comentando, regresas el próximo domingo contra Rolando Vera. A ello responde el vapuleado Góngora, "dile al pinche viejo que se vaya a la chingada y que se busque otro pendejo".

Rolando Vera "La Maravilla Regiomontana"

Al llegar la tercia de "rucos" a los vestidores le dijeron de todo al rebelde Herodes, que no sabía como capear el temporal atinando a decir..pues les puse una madriza a todos, a lo que el maestro Vera contestó:, "y luego porque corrió y no regresó al ring muchachito culerito". De nuevo y como todo un jovenzuelo rebelde pronunció: "vaya a la chingada", Rolando revira y dice, "como dijiste cabrón"... "que me voy a la chingada señor".


Con todo y eso, el siguiente domingo fue programado en la estelar contra Rolando Vera en un mano a mano en el que cualquier cosa se podría esperar, ahora solos y con toda la sapiencia luchistica del profesor Vera, cayó abatido ante la juventud y fortaleza del "asesino de niños...y viejitos". Incluso no le quedó de otra que hacerse el valiente y retarlo por el campeonato mundial medio que le había arrebatado a El Santo.

En una tercera lucha por el titulo, teniendo ambos como seconds a sus compañeros de la primer batalla, Junglas Negras con Herodes y Rolando Vera con Gorila Flores y Dick Medrano, en tórrido combate en el que Gorila sólo veía al de la tierra carbonífera sufrir las de Caín y con gesto dubitativo parecía decir. No entiendes muchacho cabrón, terminó siendo derrotado por la maravilla regiomontana.





86 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo