• Lucha la Libre

¡Y ahora! Ya nos perdimos...

El Dardo Aguilar empezó su carrera en el mundo de la lucha libre en la década de los años 60s, su maestro Chico Hernández fue el responsable de impartir sus conocimientos a esta nueva promesa de la lucha libre. A la edad de 23 años debutaba en la lucha libre mexicana, bajo las filas de la Empresa Mexicana de Lucha Libre ahora CMLL.


Con el paso del tiempo El Dardo Aguilar empezó a portar otros personajes tales como:

El Mago, El Avispón, El Colorado (AAA) y por último Ying Yang.


El Dardo Aguilar combinaba la lucha libre con trabajos de chofer, durante un tiempo operaba un camión de pasajeros. En base a esfuerzos y sacrificios, pudo reunir algo de dinero para comprar un coche; esto con la intención de trabajar como transporte colectivo o también llamado peseros.


El Dardo Aguilar
El Dardo Aguilar

El Dardo tenía poco tiempo de legalizar su coche, su trabajo como chofer colectivo empezaba. Su primera ruta fue en la Estación del Metro Moctezuma rumbo a la Unidad Aragón, salió de la base con pasajeros a bordo; cinco hombres y una dama para ser exactos.


Al llegar a la altura del Bosque San Juan de Aragón se encontraban trabajadores públicos reparando unas adecuaciones, por lo que tuvieron que tomar una desviación, una calzada que desconocía nuestro gladiador.


Para su sorpresa tomo una calle que no era y se encontró con el interior de un parque cerca de un lago; comenzó a buscar una salida y tomo por un retorno que lo condujo a lo más retirado del bosque, hasta donde acababa el pavimento.


La tarde caía y comenzaba a oscurecer, los pasajeros comenzaban a sentirse incómodos y mirando al Dardo con recelo, especialmente la dama que se encontraba asustada.


Después de tantas vueltas El Dardo le comenta a los pasajeros “Me encuentro perdido y no encuentro la salida” Uno de los pasajeros afortunadamente reconoció el lugar en donde se encontraban; llegaron a una calle donde se podía visualizar algunos carros que pasaban, por fortuna se encontraba una patrulla, amablemente les indico la ruta a seguir.


Llegaron retrasados al lugar de su destino, pero para ser su primer viaje colectivo no estuvo tan mal... son los gajes del oficio.


Te invitamos a que leas otro relato que le sucuedió a la leyenda El Dardo Aguilar, ahora en compañía de Super Ratón. --- Clic aquí ---






Con información de la Revista Punch número 142

67 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo